Emboscada

28 Jun

Raúl Alemán

 

Un niño llega a un cruce de caminos en la sierra, lleva algo escondido en la ropa, lo sostiene con una mano para evitar que se le salga de la camisa. Se esconde y espera.

Tino: Ora sí hijos de su puta madre.

Entra otro niño un poco mayor, casi un adolescente.

Toño: Aquí estás. Vente.

Tino: No Toño, espérate.

Toño: ¡Vente dije!

Tino: Estoy esperando. Aquí pasará alguno.

Toño: Pues por eso mismo, ¡Vámonos!

Tino: Solito lo gua agarrar.

Toño: ¿Y si no?

Tino: Me vale madres.

Toño: Tino, mi amá.

Tino: ¿Qué tiene?

Toño: Piensa en ella.

Tino: No Toño, es que… Ayúdame.

Toño: Vámonos pa’ la casa. Así déjalo.

Tino: ¿Por qué?

Toño: Dijo mi amá

Tino: ¿Y mi apá?

Toño: Ya está muerto.

Tino: Pues por eso

Toño: No tiene caso.

Tino: Shh, ahí viene.

Entra un soldado armado

Tino: (Susurrando) Ora sí puto

Toño: ¡No Tino espera!

El soldado reacciona al grito de Toño y ve a los niños. Apunta y dispara. Los acribilla y los niños caen. Del cuerpo de Tino sale una piedra rodando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: