1 Jul

Te camino para reconocerte,  reconocerme

que esa calle vuelva a ser calle

y el sol y la sal de este mar

me cuenten de nuevo su historia

 

Te habito para contemplarme, re-habitarme

robarte el sentido, si lo tienes,

que perdì en algùn pedazo de otra ciudad

Te vivo… te revivo

tirada en las arenas calientes y saladas

sumergida en azul y cadenciosa libertad- soledad

colgada de los vuelos de las gaviotas,

dialogando con pelìcanos

 

Te camino, te habito y te vivo

te vivo, te camino y te habito

donde todo escucho pero en nada estoy

donde a fuerza hago que exista el viento

donde contemplo como sucedo

en aquella vieja escena minimalista y fantasmal

Paloma Vergara

Anuncios

Una respuesta to “…”

  1. escritoresbcs julio 2, 2011 a 12:42 pm #

    No es aquella ciudad, sino ésta la que supura su remanso minimalista como si fuera la única. Aquí sigue y siguirá, bamboleo, sucediendo al margen de lo demás, de los otros, de nuestras incontables penas y alegrías. Pasa, simplemente, que cuando nos movemos un tanto de la imagen con la que se pinta, vislumbramos su desidia de lánguida agonía. Sobre todo, en el verano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: