Tag Archives: Ian McEwan

Verosimilitud

29 Jun
La creación atraviesa un periodo difícil, un problema que he visto en cine, literatura y teatro frecuente y recientemente es la verosimilitud. Un universo de personajes poco creíbles, que casi rayan en lo imposible me hace pensar en escritores románticos que se gozan demasiado en sus propios versos, pero que se alejan cada vez más de la ficción. Hace unos meses aquí se discutía porqué en las últimas décadas era mejor la tv que la literatura, argumentaban que había mejores historias en la televisión y ciertamente creo que se debe a este problema que menciono: la verosimilitud; personajes creíbles en situaciones creíbles, en la creciente búsqueda de la extrañeza y “lo bizarro” se olvida que el público debe identificarse y engancharse con las historias.
La originalidad o extrañeza debe radicar en el hábil manejo del autor de la historia, por ejemplo El pecado original de PD James o Amor perdurable de Ian McEwan, en el lado contrario: Diablo Guardián de Velazco o Los detectives salvajes de Bolaño, novelas chilanguísimas de culto. La primera sobre una morra tan mala que hasta ella misma se da miedo (como personaje de televisa) y la segunda una ardua investigación sobre dos poetas (uuyyy que divertido, dime más), en trescientas páginas con testimonios de gente que los conoció, claro, novela excelentemente escrita, pero ¿eso justifica los testimonios? Conozco poetas, no lo creo.
La gente piensa en poetas e inmediatamente imagina gente rebelde y audaz, fuerte, aguerrida….NOT. De esta última novela, creo que si no tuviera los nombres reales de la gente del ambiente literario defeña no la arma, no me dejó nada. Los personajes que me parece vale la pena explorar son los de la familia Font, que aunque a veces se vuelven un poco clichés podrían dar para una historia de verdad. Pero estos jóvenes protagonistas se han comprado la idea de ser los poetas malditos, como en cada ciudad, estado, país donde se escribe, hecho que me indica que es una novela para escritores. Lo que me gustó de Los detectives… es la definición de poetas que mencionaba el d aquí. Lo que demuestra más ingenio y humor que habilidad literaria (la crítica no va contra Bolaño, estoy a la mitad de 2666 y me está gustando bastante).
El problema de la credibilidad en la literatura, y en el teatro (recientemente vi una obra increíble, en el mal sentido) resulta el predominio del ejercicio técnico sobre el contenido, si pienso en equilibrio de estos dos elementos me viene a la mente Malcom in the middle, no una obra de arte, pero ciertamente existe equilibrio entre el contenido y la técnica, personajes creíbles y bien desarrollados. A ver más tv jóvenes, no todo está en los libros.